Tag

lactancia materna

El valor incomparable de la lactancia materna

Aunque una gran mayoría de jóvenes aprecia la importancia de amamantar a los bebes, pocos conocen la razón de sus beneficios

 

Hace poco tiempo, una encuesta de la consultora Voices puso de relieve que crecía el número de personas jóvenes deseosas de que sus hijos fuesen alimentados con leche materna. Es muy probable que esta expectativa no sorprenda, pues parece natural el reconocimiento de los positivos valores de la lactancia materna, experiencia del género humano a través de los siglos. Sin embargo, si bien el 95% afirmaba esa expectativa, casi la mitad (51%) dijo desconocer las causas de ese beneficio tan esencial para el bebe, la madre y la relación entre ambos. Ese vacío de información es una de las razones que explican la constitución de una ONG como la Liga de la Leche, que, en nuestro país, desde 1978, se dedica a promover el amamantamiento materno. Esa entidad es parte, además, de la Comisión Asesora del Ministerio de Salud Pública y de la Sociedad Argentina de Pediatría, a la vez que es miembro de consulta de Unicef y de la OMS.

Es oportuno citar aquí una encuesta presentada en la Fundación OSDE por la citada Liga, sobre “Mitos y creencias acerca de la lactancia materna en la Argentina”, elaborada sobre una muestra de nuestra población, constituida por mil personas mayores de 16 años. De modo general, el juicio de los médicos que compartieron la exposición del citado tema dejó en claro que, a menudo, la observación clínica de las pacientes “no coincide con la opinión de la comunidad”. Así, también, de modo amplio, la directora ejecutiva de Voices, Constanza Cilley, precisó que había una llamativa conducta contradictoria en el tiempo actual, en que nada se oculta ya en los medios de comunicación y, sin embargo, se considera inapropiado que la mujer dé el pecho a su bebe en un espacio público.

Seleccionando algunos datos precisos de la encuesta cabe indicar que, con referencia a la lactancia, la mitad de los interrogados se declararon “poco o nada informados” y la mayoría de ese conjunto (66%) fueron hombres. En cambio, quienes dijeron estar “bastante” o “muy informados” fueron en su mayoría mujeres (62%), aunque una parte (32%) reconoció carencia de información, lo que quizás llame más la atención que en el caso de los varones. En lo que se refiere a “los sacrificios que implica la maternidad”, una alta mayoría del 85% consideró un sacrificio tener que abandonar el hábito de ingerir ciertas comidas, fumar o beber alcohol; el 61% consideró también que era sacrificada la interferencia que ejerce el amamantamiento con la vida social, y el 63%, que constituía un sacrificio dejar de estudiar o trabajar por los reclamos de la lactancia. Evidentemente, los datos registrados -algunos de los cuales son parte significativa de este comentario representan un indicador elocuente de algunos de los mitos y las creencias aptas para diseñar un perfil de la sociedad de nuestro tiempo.

El tema es complejo y rico en matices, según se puede apreciar. Cabe destacar el valor asignado a la lactancia materna que, aparte de la plenitud de beneficios biológicos que ofrece al bebe, constituye un puente insuperable de relación materno-filial y un modo admirable en que el hijo va ganando en seguridad al ingresar en el mundo.

http://www.lanacion.com.ar/1824197-el-valor-incomparable-de-la-lactancia-materna

original-NUTRIREDSEMANA-avisoMARU

Primera Encuesta Nacional de opinión sobre lactancia materna – Resultados y Folleto

Encuesta sobre Lactancia Materna

Primera Encuesta Nacional de opinión sobre lactancia materna para la recuperación de la cultura del amamantamiento.

Para descargar los Resultados de la Primera Encuesta de Opinión Pública sobre Lactancia Materna haga click aquí

Para descargar el folleto sobre “Mitos y Creencias sobre Lactancia Materna” haga click aquí

http://www.ligadelaleche.org.ar/home/encuesta-sobre-lactancia-materna

Lactancia: el 51% equipara la leche artificial con la materna

Advierten que este falso concepto desalienta el amamantamiento

Por Fabiola Czubaj  | LA NACION

Cuatro de cada diez argentinos consideran que las mujeres no deberían amamantar en público o que se sienten incómodos al verlas dar el pecho mientras caminan por la calle, están en una sala de espera o participan de una reunión social. Es más: para un 30%, deberían hacerlo en privado.

 
Foto: LA NACION 

Esto alienta el uso de opciones artificiales, según surge del primer estudio nacional sobre los mitos y las creencias asociados con la lactancia. De hecho, la mitad de los argentinos piensa que la fórmula infantil contiene algo así como “anticuerpos vivos y mutantes” que proporcionan a los chicos los mismos beneficios protectores para el desarrollo que la leche materna.

“No se perciben los riesgos que conlleva la alimentación artificial. El 51% tiene el concepto erróneo de que la leche de vaca modificada contendría «anticuerpos vivos y mutantes» e ignora que se trata de un polvo o líquido inerte, carente de células vivas, anticuerpos, hormonas”, opinó la pediatra María Luisa Ageitos, consultora de Unicef y de la Organización Panamericana de la Salud, y ex presidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría.

Las mujeres, los mayores de 30 años, la población con mayor poder adquisitivo y educativo y los porteños son los grupos con mejor imagen positiva de las fórmulas infantiles al desglosar la composición de ese porcentaje de argentinos que les atribuyeron beneficios similares a los de la leche materna. Lo positivo es que el relevamiento de la consultora Voices! para la Liga de la Leche Argentina detecta que está creciendo en los más jóvenes el interés en que sus hijos, si aún no los tuvieron o si planean ampliar la familia, reciban leche materna.

Y aunque existe una alta aceptación social de la importancia de promover la lactancia (así lo manifestó el 95%) independientemente del nivel socioeconómico y el lugar de residencia, casi la mitad de la población ignora qué beneficios tiene para el bebe, la mamá y el vínculo madre-hijo. “Este relevamiento es un hito en el conocimiento de la opinión de nuestra población sobre los distintos aspectos de la lactancia. Voices! indagó más allá de los conceptos generales, como que la lactancia es buena, para detectar cuáles siguen siendo las principales barreras”, señaló Carolina Gowland, líder de la Liga de la Leche Argentina, una ONG que desde 1978 promueve el amamantamiento en el país.

La entidad, que así se suma a la conmemoración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, integra la comisión asesora del Ministerio de Salud de la Nación, es miembro consultor de Unicef y la Organización Mundial de la Salud, además de participar en la subcomisión de lactancia materna de la Sociedad Argentina de Pediatría.

La encuesta “Mitos y creencias acerca de la lactancia materna en la Argentina”, que se presentará pasado mañana, alas 15, en la Fundación OSDE (informes: www.ligadelaleche.org.ar), incluyó una muestra de 1000 personas representativa de la población nacional mayor de 16 años.

“Es llamativo que en una era donde los pechos de la mujer se muestran sin resquemor en todos los medios de comunicación, paradójicamente porcentajes significativos de nuestra población esperen que una mujer tenga que aislarse para amamantar a su hijo, consideren que es inadecuado mostrar a una mujer amamantando en un programa de TV o se sientan incómodos cuando una mujer amamanta en un espacio público”, indicó Constanza Cilley, directora ejecutiva de la consultora Voices!

Para Ageitos, que compartirá la presentación de la encuesta con sus colegas Miguel Larguía, Luis Prudent y Abel Albino, es “muy importante” conocer la opinión de la población. “Muchas veces, nuestros mensajes, de acuerdo con nuestra percepción en la atención de los pacientes, no coinciden con lo que opina la comunidad”, señaló.

Desde su experiencia -se autodefine militante de la lactancia desde 1971, además de orgullosa abuela de cuatro nietos-, le sorprendió “gratamente” que el 95% de la población considere que es importante promover el amamantamiento. “Quizás esto ayude a que los espacios televisivos de que dispone el Estado se utilicen para eso -dijo-. No hay una campaña relevante multimedia, creativa, desde los noventa, cuando Unicef desarrolló la de los corpiños, que instaló el tema en agenda de una manera efectiva y polémica. Ojalá estos datos animen a superarla.”

La encuesta revela también que mientras el 80% de los hombres con hijos menores de dos años dicen que conocen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses -sin agua, jugos ni otros alimentos-, con incorporación progresiva de sólidos), un tercio de los padres considera que tienen poca información. Eso incluye el consejo de continuar la lactancia hasta los dos años de vida.

Pero al combinar las respuestas de toda la población, ésta opina que la lactancia debería durar en promedio 17 meses (sólo un 6% dice que debería durar seis meses o menos y la cantidad con esta opinión se duplica en la ciudad de Buenos Aires), el 42% de los argentinos considera que es “inadecuado” amamantar a un bebe cuando ya camina. “Esto demuestra que hay que empezar a hablar de los riesgos de no amamantar”, dijo Gowland.

http://www.lanacion.com.ar/1815760-lactancia-el-51-equipara-la-leche-artificial-con-la-materna

Amamantar es un derecho

IMG-20150728-WA0000 IMG-20150728-WA0002

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

Las mentiras de la lactancia

PEDIATRÍA | Alimentación del bebé

Las mentiras de la lactancia

La lactancia materna es muy beneficiosa para la salud del niño. | Cati CladeraLa lactancia materna es muy beneficiosa para la salud del niño. | Cati Cladera

  • Muchas mujeres dejan de dar el pecho poco después del nacimiento del bebé
  • En numerosas ocasiones se debe a los mitos que existen en torno a la lactancia

Nyonyo, dicen en Kenia: dar el pecho, en España. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la mejor vía de alimentación que puede recibir el bebé durante sus seis primeros meses de vida. Una opción que en los países africanos no tiene más misterio que el de ofrecer el pecho al pequeño cada vez que éste lo requiera y, sin embargo, en otros países como España, las dudas que acarrea conllevan en muchas ocasiones el abandono de la lactancia materna. Según el Instituto Nacional de Estadística (los únicos datos disponibles), a las seis semanas de nacer el bebé, el 66% recibe lactancia materna exclusiva, a los tres meses, el porcentaje se reduce al 53% y a los seis meses, al 28%.

El hecho de que muchas de las mujeres que han decidido dar el pecho a sus hijos finalmente desistan se debe, más que a las dudas, a las falsas creencias y los mitos heredados de lo que los expertos denominan la generación del ‘bibe’. “Ha habido una época en la que se creía que la leche de fórmula era mejor que la materna”, explica Juana María Aguilar, enfermera coordinadora de Lactancia Materna del Hospital Materno-Infantil del 12 de Octubre de Madrid.

Esta especialista junto a Inma Mellado, consultora acreditada de Lactancia Materna, destierran a ELMUNDO.es algunos de los mitos más extendidos.

1. Mi pecho es pequeño, puede que no tenga suficiente leche. Falso. No se tiene más o menos leche en función del tamaño del pecho. El tamaño lo define la grasa, no los conductos que ‘fabrican’ leche. De hecho, el pecho produce tanta leche como el niño necesita. Para asegurar la producción basta con encontrar la postura correcta, y que el bebé haga tomas frecuentes.

2. Tener los pezones planos o invertidos va a hacer casi imposible la lactancia. Falso. Los pezones van sufriendo cambios al final del embarazo y durante la lactancia. Además, los niños no se enganchan sólo del pezón, sino de una buena cantidad de pecho que puede abarcar toda la areola, según el tamaño de la misma. No obstante, si existe dificultad, se puede buscar la ayuda de un profesional experto en lactancia.

3. Hasta que me suba la leche, tendré que darle el biberón. Falso. Al principio, el calostro (la primera leche) es todo lo que necesita el bebé si mama a demanda y con frecuencia. Son muy pocas las mujeres que no tienen nada de leche.

4. Creo que mi leche es acuosa y no alimenta. Falso. La leche de todas las madres alimenta. Sólo hay que dársela tantas veces como el bebé necesite. Es verdad que cuando se inicia la toma, la primera leche que sale tiene más cantidad de agua y azúcares. Después de un rato de succión y vaciado se hace más espesa por tener más contenido en grasas que sacia y engorda.

5. Para tener más leche, tengo que beber mucha leche. Falso. La producción de leche aumenta o disminuye en función del vaciado del pecho, no de los alimentos que se toman. Al igual que no hay alimentos que aumenten la producción de la leche, tampoco hay alimentos que provoquen gas en la leche o en el niño.

6. Hay que dar el pecho cada tres horas, para dar tiempo a que “se recargue”. Falso. Precisamente lo contrario. Para asegurar una adecuada producción y flujo de la leche durante los seis meses de lactancia materna exclusiva, el lactante tiene que ser amamantado tan frecuentemente como él o ella quiera, tanto de día como de noche. Así lo confirma, además un estudio científico publicado en ‘Pediatrics’.

Es lo que se conoce como lactancia materna a demanda. Los lactantes se alimentan de acuerdo con su apetito, obtienen lo necesario para un crecimiento satisfactorio. Estos lactantes no vacían completamente el pecho, extraen solamente entre el 63% y el 72% de la leche disponible. Siempre pueden obtener más leche, lo que demuestra que el lactante deja de alimentarse debido a que se ha saciado, y no porque el pecho se haya vaciado, según otro estudio de la revista ‘Food and Nutrition’.

Hay que tener en cuenta que no todos los pechos tienen la misma capacidad de almacenamiento de leche. Los lactantes de mujeres con baja capacidad de almacenamiento pueden necesitar alimentarse con mayor frecuencia, para extraer la leche y asegurar una ingesta y producción láctea adecuadas.

7. Si les das a demanda a tu bebé, no se acostumbra a comer con unas pautas y eso le puede dañar el estómago. Falso. Si el niño come cuando quiere y el tiempo que desea, su estómago se irá desarrollando de forma adecuada. Imponer horarios y cantidades que no se ajustan a las necesidades del bebé es lo que puede producir malestar e irritabilidad.

8. El bebé sigue llorando, querrá comer más y no tengo suficiente. Falso. Los bebés lloran por muchas razones, no necesariamente tiene que ser por leche insuficiente. Los niños que toman el pecho sin restricción, en la duración y frecuencia de las tomas, no suelen tener cólicos. Si parece que llora porque tiene más hambre, se le puede ofrecer más pecho. La leche de la madre es de fácil digestión y se tolera bien.

9. Las tomas empiezan a ser más frecuentes de lo habitual, quizás mi bebé se queda con hambre. Falso. Unas veces querrán comer más y otras tienen sed y necesita mamar sólo un poco, sobre todo en temporadas de calor. También puede deberse a los brotes de crecimiento. Los niños pueden volverse más demandantes para que la madre aumente la cantidad de leche que ahora necesita. Después de dos o tres días, se recupera un ritmo más relajado sin necesidad de añadir biberones extra.

10. Ya no noto el pecho ‘lleno’, puede que no tenga suficiente leche. Falso. Al final, casi todas las dudas terminan en la misma pregunta: ¿tendré suficiente leche? Según la enfermera, es normal sentir el pecho menos hinchado con el tiempo, pero esto no indica menos producción. La producción depende de las tomas del bebé.

11. Con el sacaleches, me extraigo poca cantidad. No puedo continuar con la lactancia. Falso. La extracción manual, con o sin sacaleches, no sirve para medir la cantidad de leche que tiene cada mujer, un niño bien enganchado sacará mucho más.

12. “Vuelvo a tener la menstruación, el fin de la lactancia materna. Falso. La producción de leche se mantiene mientras haya estimulación y vaciado de las mamas hasta que la madre y el bebé quieran.

13. El estrés puede ‘cortar’ la leche. Falso. Al final, muchos miedos tienen la misma explicación y es que la producción de leche se mantiene mientras haya estimulación y vaciado de las mamas.

14. Estar resfriada, tener la gripe o tomar medicamentos es incompatible con la lactancia. Falso. Ni hay que dejar de dar el pecho porque la madre tenga un resfriado o gripe ni tampoco si toma fármacos. Por la leche, transferimos defensas al niño/a que le protegen de la infección. Antes de coger al bebé, conviene lavarse las manos y, si es necesario, nos cubriremos la nariz y la boca con una mascarilla o un pañuelo.

En cuanto a los medicamentos, muchos más de los que pensamos y más de los que a priori desaconsejan algunos médicos pueden tomarse durante la lactancia. Existe una web E-lactancia muy recomendable para comprobar la compatibilidad de los medicamentos con la lactancia materna. En caso de que uno fuera incompatible, se puede buscar otro alternativo. Y si no lo hubiera, se puede mantener la producción de leche con extracción mientras dura el tratamiento para después retomar la lactancia y no abandonarla.

15. Si el bebé no duerme del tirón es porque ya necesita un suplemento (leche de fórmula). Falso. No existe relación. Cuando son pequeños, necesitan comer a menudo y no suelen dormir ‘del tirón’. Después, van espaciando las tomas y duermen más por la noche, pero algunos quieren seguir comiendo a menudo. No depende de si toman leche materna o de fórmula, sino de cada niño.

16. El aumento de peso del bebé no es tan rápido como se espera. No se está alimentando bien. Falso. Cada niño tiene un patrón de crecimiento. No todos tienen que crecer con los mismos patrones.

17. Me he quedado embarazada, tengo que destetar a mi bebé. Falso. No es una obligación, sino una decisión de cada mujer. Se puede amamantar durante todo el embarazo, siempre que el niño quiera y no se trate de una gestación de riesgo. Cuando llega el nuevo miembro, incluso se puede amamantar en tándem, siempre dando prioridad al más pequeño.

18. Con seis meses, el bebé es muy mayor ya para tomar pecho. Falso. La OMS y la Asociación Española de Pediatría recomiendan la introducción de alimentación complementaria al pecho a partir de los seis meses, pero es eso, complementaria, subraya Juana María Aguilar. Primero el pecho y después lo demás poco a poco. Hasta el año de vida, la leche de madre sigue siendo el alimento principal. Cuando el niño come de todo sigue siendo la principal fuente de leche hasta los dos años o más.

19. Tras la incorporación laboral ya no es posible continuar con la lactancia materna. Falso. Depende de muchos factores, el tiempo que pasan la madre y el bebé separados, si la madre hace extracción durante ese tiempo, si la persona que se queda al cargo puede darle nuestra leche, de la edad del bebé y la expectativa que tengamos. En algunas ocasiones, por las circunstancias, la madre opta por una lactancia complementada o mixta.

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/04/30/mujer/1367346808.html

Folleto para Embarazadas

descarga (3)

Este folleto trata sobre la preparación para amamantar. Fue elaborado por Hospital Materno-Infantil Ramón Sardá

triptico2 para embarazadas

 

Los espacios amigos de la lactancia (Página 12)

na23fo01

Domingo 12 de abril de 2015 – Página 12

SOCIEDAD › YA HAY LUGARES EN EMPRESAS E INSTITUCIONES PARA QUE LAS EMPLEADAS PUEDAN SACARSE LECHE Y GUARDARLA PARA SU BEBE

Los espacios amigos de la lactancia

Son ámbitos donde las trabajadoras que amamantan tienen privacidad y una heladera para sacarse con tranquilidad la leche que producen durante sus horas de trabajo y guardarla para su bebé. Es una medida que impulsa la Ley de Promoción de la Lactancia Materna.

 Por Pedro Lipcovich

Comenzaron a implementarse los “espacios amigos de la lactancia” en empresas e instituciones: son lugares donde las trabajadoras que amamantan disponen de privacidad, tranquilidad y una heladerita para sacarse la leche que producen durante sus horas de trabajo y guardarla para su bebé. Los promueve el Ministerio de Salud de la Nación, de acuerdo con recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud, y sugiere su inclusión en las tratativas paritarias. Es la medida más novedosa de las que se impulsan a partir de la reglamentación de la Ley de Promoción de la Lactancia Materna. Otro instrumento a desarrollar es el de los bancos de leche materna, que funcionan en maternidades y recolectan leche de mujeres donantes destinada a bebés prematuros: hay cinco en la Argentina, que proveen a las ciudades de Buenos Aires, La Plata, Córdoba, Mendoza y Chaco; falta el resto del país. Por otra parte, hay inquietud en la Sociedad de Pediatría ante la persistencia de la publicidad de leches “maternizadas”, que “no deben anunciarse y deberían venderse sólo bajo receta médica”.

La Ley 26.873, de Promoción y Concientización Pública sobre la Lactancia Materna, promueve la creación de centros de lactancia materna, “cuya función será recolectar, conservar y administrar leche de la madre al propio hijo”. Su reglamentación, efectuada por el Ministerio de Salud, impulsa los Espacios Amigos de la Lactancia Materna. Cada uno de ellos debe ser “un local o área con privacidad, dotado de las comodidades necesarias para que las mamás puedan extraerse leche y conservarla a la temperatura adecuada hasta su horario de salida, de forma que la persona que cuida a su bebé pueda administrársela al día siguiente durante su ausencia”.

Nicolás Kreplak, subsecretario de Medicina Comunitaria, Maternidad e Infancia del Ministerio, observó que “muchas mujeres se extraen leche durante su horario de trabajo pero suelen hacerlo en el baño, que no es el lugar más adecuado en términos higiénicos. Proponemos espacios que ofrezcan condiciones de intimidad y tranquilidad, lo cual previene que la actividad del sistema nervioso simpático corte la producción de leche. Debería haber una heladera, mejor si está destinada sólo a la leche materna”.

“Las empresas que establezcan estos Espacios Amigos –argumentó Kreplak–, con una inversión muy reducida conseguirán disminuir el ausentismo de las mamás, generarán en ellas un importante bienestar y obtendrán mayor colaboración y lealtad.”

Antonio Morilla, titular de la Subcomisión de Lactancia Materna de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), señaló que el empleador debería estar dispuesto a ofrecer estas facilidades “en todo lugar donde trabajen mujeres en edad fértil”, y fue más allá: “Ya en la década de 1950 se había legislado que, en todo lugar donde trabajen más de 30 mujeres, debe haber guarderías infantiles para que la madre pueda dejar a su hijo y amamantarlo las veces que quiera”. El especialista precisó que “la leche humana se puede mantener hasta ocho horas a una temperatura ambiente de hasta 27 grados; dura hasta tres días en heladera y hasta seis meses en freezer”.

Ya algunas empresas comenzaron a implementar los Espacios Amigos. El año pasado, el Ministerio de Salud entregó plaquetas de reconocimiento a varias, entre ellas Banco Galicia, Danone, Elea, Molinos, Nucleoeléctrica Argentina y Philips.

Mamás que bancan

En cuanto a los bancos de leche materna, en la Argentina hay cinco: en la porteña maternidad Sardá, en el Policlínico General San Martín de La Plata, en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba, en el Hospital Lagomaggiore de Mendoza y en el Hospital Perrando de Resistencia, Chaco. “Son espacios donde, bajo condiciones de seguridad, se recibe la leche de las donantes para destinarla a bebés de alto riesgo internados en neonatología”, explicó Kreplak. Las donantes son “mujeres que están amamantando, que tienen tiempo y disposición a donar y que producen leche en cantidad superior a las necesidades de su bebé; es cierto que, a más estimulación, más producción de leche”.

Morilla señaló que “en el Policlínico San Martín se verificó una disminución drástica de los casos de enterocolitis necrotizante, que es grave en los prematuros, gracias al banco de leche materna” y comentó que “todavía hay que recorrer un largo camino para garantizar esta promoción en todo el país”.

Kreplak admitió que “por ahora los bancos están concentrados en algunas áreas del país, y la idea es contar con este abastecimiento en los principales centros urbanos, siempre en relación con las maternidades de alta complejidad”.

Para terneros

Sigue pendiente el cese de la publicidad y promoción de las leches llamadas maternizadas: “Son, todas, leches de vaca para terneros, no para niños humanos –advirtió Morilla–: están adaptadas, preparadas, pero nunca igualan a la leche materna y son causa de mortalidad infantil porque presentan mayor riesgo de diarrea, desnutrición y sobrecarga renal”. El representante de la SAP deploró “la violenta promoción de estos productos que lleva a cabo la industria; apelan a mensajes engañosos como decir que su fórmula tiene omega 3, como si la leche humana no la tuviera; hacen que la madre llegue a dudar de su propia leche. Anuncian por TV, entregan muestras en las playas, con lo cual violan el Código Internacional de Sucedáneos de la Leche Materna: estos productos no deben publicitarse al público y deberían venderse por indicación médica y bajo receta médica”.

Kreplak señaló que “las autoridades regulatorias correspondientes son la Afsca y la Anmat”, destacó que “la lactancia materna debería ser exclusiva durante los primeros seis meses y continuar durante los primeros dos años de vida” y advirtió que “no existen ‘leches maternizadas’; esas son leches de fórmula”.

Aviso en La Nación – Lactancia Materna

img395

¿Sabías que más de 170 países celebran la Semana Mundial de la Lactancia Materna?

Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 17o países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés del todo el mundo.

La lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. La OMS la recomienda como modo exclusivo de alimentación durante los 6 meses siguientes; a partir de entonces se recomienda seguir con la lactancia materna hasta los 2 años, como mínimo, complementada adecuadamente con otros alimentos inocuos.

www.nutrired.org

Chunchino y NutriRed.org firman un acuerdo de colaboración

imageslogo_nutrired_org

Chunchino y NutriRed.org firmaron un acuerdo de colaboración para ayudar a combatir la desnutrición infantil. Desde diciembre de 2014, el 5 % de las ventas online son donadas a NutriRed.org, a fin de colaborar con el trabajo de las comisiones de calidad de agua, lactancia materna y educación en valores.
BUENOS AIRES, 18 de marzo de 2015 – NutriRed.org, el sitio web que vincula a las organizaciones, personas y empresas comprometidas en la lucha contra la desnutrición infantil, firmó un acuerdo de colaboración con Chunchino Eco Bebé, marca de eco diseño para bebés y regalos de nacimiento sustentables. A partir del convenio, toda compra que se realice en forma online tendrá un porcentaje del 5% que será destinado a la tarea de NutriRed.org para colaborar a concientizar acerca de la desnutrición infantil y contribuir en su erradicación.

Chunchino eco-bebé fue fundada en Argentina, en el año 2008, con el objetivo de lograr un ciclo de producción 100% sustentable. En ese marco elabora prendas y accesorios para bebés, que combinan calidad, diseño y sustentabilidad. Además, desde su fundación, Chunchino se ha convertido en referente de un modelo de negocios que considera al respeto y la comunicación transparente, en tanto que la Responsabilidad Social es uno sus principales compromisos. Por ello, la empresa realiza distinto tipo de actividades internas y externas, en búsqueda de esos objetivos.

El acuerdo firmado junto a NutriRed.org sigue esa línea de compromiso con la sociedad. “Me alegra mucho colaborar con Nutrired.org y poder ser un puente entre la organización y los consumidores. Esperamos que muchas otras marcas se sumen a difundir estos valores.” expresó Ileana Lacabanne, socia fundadora de Chunchino eco- bebé.

Francisco Okecki, presidente de Nutrired.org declaró: “Estamos muy agradecidos con Chunchino ya que con su compromiso nos ayuda a concientizar acerca de los beneficios de la lactancia materna y la educación en valores”.

Acerca de NutriRed.org:
NutriRed.org es un emprendimiento sin fines de lucro, respaldado por un grupo de profesionales y empresarios de diversas áreas. Es un punto de encuentro para numerosas organizaciones privadas que trabajan en la lucha contra la desnutrición infantil.

info@nutrired.org
www.nutrired.org
https://www.facebook.com/Nutrired.org

Acerca de Chunchino Eco Bebé:
Chunchino es la primera marca de ecodiseño para bebés en Argentina. Desarrolla indumentaria, regalos de nacimiento, portabebés, sábanas y cubrecolchones a medida y accesorios seguros para la piel del bebé contemplando el impacto social y ambiental de todo su proceso productivo.
info@chunchino.com.ar
www.chunchino.com.ar
www.facebook.com/chunchino
Contacto de prensa:
Karina Gonzalo
Info@nutrired.org
011-6362-7888

Emilia Caro
emilia@chunchino.com
0810-333-8679