Tag

enfermedades

Alimentos contaminados: más del 40% de las víctimas son menores de cinco años

Martes 07 de abril de 2015 | Publicado en edición impresa LA NACIÓN

Alimentos contaminados: más del 40% de las víctimas son menores de cinco años

Lo advirtió la Organización Mundial de la Salud, que convocó a gobiernos, productores y consumidores a asegurar la inocuidad de la comida; las infecciones alimentarias causan más de 200 enfermedades

Por Fabiola Czubaj  | LA NACION

¿Cuán seguro es lo que comemos? Esto es lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone pensar hoy sobre una cadena de producción, transporte y consumo acechada por microbios y sustancias químicas causantes de más de 200 enfermedades transmitidas a través del agua y los alimentos contaminados. Más del 40% de las víctimas son menores de 5 años.

“Un problema local de seguridad alimentaria se puede transformar rápido en una emergencia internacional. La investigación de un brote causado por el consumo de alimentos contaminados es mucho más complicada cuando un plato o una comida envasada contienen ingredientes de distintos países”, aseguró Margaret Chan, directora general de la OMS, durante los preparativos de este Día Mundial de la Salud.

Con el eslogan “De la granja al plato, alimentos seguros”, se busca llamar la atención a los gobiernos, los productores, los distribuidores y hasta los consumidores de la importancia de asegurar la inocuidad de la comida que llega a cada mesa. “A menudo se necesita una crisis (o un brote) para despertar la conciencia colectiva de la seguridad de los alimentos y tomar medidas para dar una respuesta seria”, indicó Kazuaki Miyagishima, director del Departamento de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la OMS.

“El impacto de esa crisis en la salud pública y las economías puede ser enorme -agregó-. De modo que hay que implementar políticas duraderas para garantizar la aplicación de las normas, los controles y el funcionamiento de las redes adecuados para prevenir los riesgos para la salud.”

Las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) son, para la Organización Panamericana de la Salud (OPS), “uno de los grandes desafíos” de las Américas. “Es muy alta la subnotificación de las ETA. No tenemos un panorama exacto de lo que ocurre”, señaló a LA NACIÓN el representante de la OPS en Panamá, Enrique Pérez Rodríguez.

Por vía telefónica, dio algunos ejemplos -los pocos disponibles en la región- de los costos de las enfermedades que transmiten parásitos, virus o bacterias, como la Escherichia coli, que causa el síndrome urémico hemolítico (SUH), una infección subinformada en nuestro país, como dio cuenta LA NACIÓN el año pasado, o la Salmonella, entre otras.

“En los Estados Unidos saben que una de cada seis personas sufre de una ETA y que eso se traduce, anualmente, en 48 millones de casos, 120.000 hospitalizaciones y 3000 muertes que le cuestan al sistema de salud unos 78 millones de dólares por año. Este tipo de estudios no los hacemos en las Américas”, sostuvo Pérez Rodríguez, del Área de Vigilancia Sanitaria, Prevención y Control de las Enfermedades y de la Salud de la OPS.

Jamaica también cuenta con cifras del gasto en salud por las ETA: entre 700.000 y 1,4 millones de dólares anuales en gastroenteritis agudas. Y Alemania aún recuerda el brote de SUH y diarrea con sangre por E. coli en 2011 que le costó 1300 millones de dólares en pérdidas que afectaron a los productores y la industria alimentaria y 236 millones en atención sanitaria.

Y en América del Sur, citó un estudio sobre la carga de enfermedad en la región metropolitana de Chile. “La Argentina no hizo estudios de este tipo y sería bueno trabajar en eso en el futuro”, sostuvo Pérez Rodríguez, que recuerda cada cifra disponible en los países de la región asociada con las ETA. Citó una campaña del Instituto Nacional de Alimentos sobre educación y prevención de estas enfermedades que incluye las cinco claves que recomienda la OPS/OMS para asegurar la inocuidad de los alimentos (www.anmat.gov.ar/Cuida_Tus_Alimentos/index.htm). Consideró, también, que la Agencia Santafecina de Seguridad Alimentaria “es buen ejemplo de cómo una provincia argentina está trabajando” de acuerdo con los pilares recomendados: leyes y regulaciones; sistemas de control con herramientas validadas; sistemas de inspección basados en el riesgo, y vigilancia epidemiológica de brotes y de alertas de productos contaminados en el mercado.

“La OMS decidió dedicar el Día Mundial de la Salud a la inocuidad de los alimentos porque no existe suficiente conciencia en los países miembros de la magnitud y la importancia del problema. Al ponerlo en la agenda pública internacional, eleva esa trascendencia para la salud pública y el comercio de los alimentos -agregó-. Pero, también, para que la población se dé cuenta de que la responsabilidad es compartida: el Estado con un buen sistema de inocuidad y el consumidor como agente activo para no adquirir una ETA. Que se pregunte cuán seguro es lo que comemos.”

MODELO DE RED

Una experiencia que terminó siendo el modelo que acaba de adoptar el Conicet para crear la Red de Seguridad Alimentaria Argentina es la que impulsa desde 2010 un grupo de investigadores y docentes del Instituto de Genética Veterinaria Ing. Fernando Noel Dulout CCT La Plata-Conicet y la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNLP: el Programa Carnicerías Saludables, que se lanzó junto con la Municipalidad de Berisso y hoy funciona también en Luján y Tandil.

El programa incluye evaluaciones periódicas de las carnicerías para detectar la contaminación de la carne, los cuchillos, las manos de los empleados, la picadora y la mesada con las principales bacterias en la carne bovina: E. coli, Salmonella, Staphylococcus aureus y Listeria monocytogenes. En Berisso, donde el programa está más avanzado, mejoraron la manipulación y la limpieza en el 30% de las 86 carnicerías de esa localidad, y un 44% mantuvo su estado sanitario. Diez carnicerías recibieron la certificación municipal de “carnicería saludable”.

Además, la ONG Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (LuSUH) trabajó con los 4506 chicos de los 26 jardines de infantes de Berisso para formarlos en la prevención de las ETA.

“El objetivo (del programa) es generar un cambio cualitativo de las condiciones higiénico-sanitarias de las carnicerías y del producto comercializado en los municipios o las provincias que lo implementen”, explicó Gerardo Leotta, investigador adjunto del Conicet y profesor adjunto de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNLP. “El desafío es muy grande, aunque, como se demostró en Berisso, no es imposible”, dijo.

Informarse es clave. Por eso, la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la Escuela de Nutrición de la UBA invita a participar activamente del Día Mundial de la Salud. Hoy, de 9.30 a 19, en el aula magna de la Facultad de Medicina (Paraguay 2155, CABA), habrá charlas y talleres con entrada gratuita. Los productores agreocológicos del país compartirán sus productos y quien complete la vuelta a la manzana de la facultad, se llevará una manzana orgánica como premio.

“Sería desastroso si los alimentos se volvieran inseguros para su consumo. Necesitamos trabajar mucho para evitarlo y podemos empezar alineando las políticas que rigen la agricultura, el comercio, la salud, la educación y la protección social para que toda la población acceda a una alimentación segura y saludable”, publicó Chan en noviembre pasado en la revista The Lancet cuando anticipó el tema elegido para este año.

NUEVA CLASIFICACIÓN DE LA OMS

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la OMS modificó la clasificación del glifosato y dos insecticidas, el malatión y el diazinón. Desde el mes pasado, estas sustancias organofosforadas para controlar las plagas en las cosechas son “probablemente” cancerígenas para el ser humano. El glifosato cuenta con “evidencia suficiente de carcinogenicidad” en estudios animales y “evidencia limitada” en seres humanos para el linfoma no Hodgkin. Lo mismo se aplica al malatión y el dizianón, pero también, respectivamente, para el cáncer de próstata y de pulmón. Los insecticidas tetraclorvinfos y paratión, en cambio, ahora son “posiblemente carcinogénicos” para el ser humano porque hay evidencia “convincente” de estudios animales de que causan cáncer, aunque la información es “insuficiente” para las personas.

CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA

Inocuidad de los alimentos

Las enfermedades transmitidas por los alimentos suponen una importante carga para la salud. Millones de personas enferman y muchas mueren por consumir alimentos insalubres.

La inocuidad de los alimentos engloba acciones encaminadas a garantizar la máxima seguridad posible de los alimentos. Las políticas y actividades que persiguen dicho fin deberán de abarcar toda la cadena alimenticia, desde la producción al consumo. (Fuente OMS http://www.who.int/topics/food_safety/es/)

descarga (13)

Manual sobre las cinco claves para la inocuidad de los alimentos http://www.who.int/foodsafety/publications/consumer/manual_keys_es.pdf?ua=1

Contaminantes del agua y posibles fuentes de contaminación

Entre los factores locales que pueden alterar la calidad del agua, hay algunos que son de origen natural y otros provocados por la actividad humana.

La tabla siguiente resume los contaminantes más comunes detectados en el agua, y sus posibles fuentes:CuadroContaminantes (1)

Link al mapa

Recomendaciones

* Es particularmente importarte evitar brotes de enfermedades transmitidas por el agua de consumo, dada su capacidad de infectar simultáneamente a un gran número de personas y, potencialmente, una gran proporción de la comunidad.

* En caso de intoxicación o sospecha de intoxicación, consulte con su médico, sala o con el hospital más cercano a su domicilio.

* Aumentar la lactancia materna protege a los bebés de desarrollar metahemoglobina.

* Hervir el agua o echar 2 gotas de lavandina por litro de agua resuelve la contaminación microbiológica.

* En caso de presencia de otros metales o nitratos, hervir el agua no los elimina, por el contrario, aumenta su concentración.

* Tener cuidado con el uso de insecticidas en el hogar.

* La presencia natural de arsénico en el agua varía con el tiempo. Se sugiere analizar el agua una vez al año.

* Existen sistemas de tratamiento municipales y domésticos para tratar la contaminación con arsénico.

Bibliografía

– “Poblaciones sin sistema de distribución de agua por red”, Publicación del INTI-Química.

– “Contaminación hídrica”, Pronap, Módulo 3 (Publicación de la Sociedad Argentina de Pediatría).

– Dra. Gaioli Marisa, Amoedo Diego. Metahemoglobinemia. Revista Medicina Infantil Vol XIII N° 1. Marzo 2006. Páginas 43- 45.

– Manual de Toxicología de Dreisbach: prevención, diagnóstico y tratamiento. Capítulo Corrosivos: Flúor. Páginas 218- 220. Manual Moderno. 7° Edición.

– Dr. Amoedo Diego, Gaioli Marisa. Intoxicación con Plomo, Medicina Infanti. Vol XV N° 4. Dic 2008.

– Litter, Marta L. “La problemática del arsénico en la Argentina: HACRE”. 5 ° Congreso Iberoamericano de Física y Química Ambiental. Mesa redonda I. Mar del Plata 14- 18 Abril 2008.

– Dra. Nonna, Silvia. “Epidemiología del HACRE en la Argentina”. Estudio Colaborativo Multicéntrico. Becas Carrillo- Oñativia 2005. CONAPRIS. Abril 2006.Aprobado por Res MSYA N° 393/0

– “La Toxicidad del Arsénico”. Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR). Estudios de Caso en Medicina Ambienta l(CSEM).Curso WB1576: 01/10/2009.

Lactancia materna, clave para evitar más de un millón de muertes por año

La leche humana tiene más de 370 componentes que inmunizan al bebe de enfermedades, recordaron especialistas en la Semana Mundial de la Lactancia

Por   | LA NACION

Como una cruzada mundial para ponderar el primer alimento natural de una persona al nacer y a la vez para fomentar el amamantamiento y así tomar conciencia de que con ese simple acto se pueden evitar hasta 1, 3 millones de muertes por año, es que se celebra del 1 al 7 de este mes la Semana Mundial de la Lactancia Materna, instaurada en 1992 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef .

La leche humana tiene más de 370 componentes específicos que inmunizan al bebe tanto de enfermedades inmediatas como futuras, aseguraron especialistas quienes, junto al Ministerio de Salud de la Nación, promueven la lactancia exclusiva durante los primeros 6 meses y hasta los dos años con alimentos.

“La leche humana tiene más de 370 componentes específicos protectores del bebe tanto de enfermedades inmediatas como de las alejadas, incluso en la adultez; por lo tanto, durante los primeros seis meses tiene todo lo que el bebe necesita”, aseguró Zulma Ortiz, especialista en Salud de Unicef Argentina.

“Amamantar también protege a las mujeres porque previene enfermedades como el cáncer de mama, la diabetes y el síndrome metabólico, entre otros. A su vez, después de los seis meses se deben incorporar otros alimentos para que el niño siga creciendo bien, y es beneficioso continuar la lactancia materna todo lo más posible incluso hasta los dos años”, sostuvo Ortiz, que desde Unicef impulsa la campaña “Dar la teta es dar lo mejor de vos”.

La leche materna, vital hasta los seis meses

El Ministerio de la Salud de la Nación comunica que lo mejor para el recién nacido es la lactancia materna desde el nacimiento y hasta los 6 meses en forma exclusiva, y complementada con otros alimentos a partir de esa edad y hasta los 2 años o más. Según los datos del último estudio de Situación de la Lactancia Materna en Argentina de 2011, elaborado por la cartera sanitaria nacional, el 60% de los bebes de dos meses se alimenta con leche materna exclusivamente, proporción que se reduce al 45% al cuarto mes y al 30% a los seis meses de edad.

 
Los beneficios de la lactancia materna son para el bebe y su madre. Foto: Archivo 

De esta manera, se aprecia que las tasas de lactancia son altas al comienzo pero van disminuyendo a medida que el bebe crece, por razones no médicas que podrían ser evitadas, como la finalización de la licencia por maternidad de las mujeres que trabajan fuera del hogar, la publicidad de leches artificiales y consejos errados que a veces ofrecen familiares o amigos sin conocer el perjuicio que esto le puede causar al bebe.

Este año, el lema de la semana es “Apoyo a las madres que amamantan: Cercano, continuo y oportuno”, que busca generar conciencia no sólo en la mujer, sino en todo el entorno y en la sociedad para que se favorezca el hecho de “dar la teta” y se derriben prejuicios.

En una reciente encuesta realizada por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires , se revela que la mitad de las mujeres bonaerenses dan de mamar a sus hijos hasta los 6 meses en forma exclusiva, tal como lo recomienda la OMS.

“Hace unos tres años observábamos que de cada 10 madres sólo 3 o 4 amamantaban hasta los 6 meses. Hoy son entre 5 y 6 de cada diez las que lo hacen en forma exclusiva: hay una tendencia creciente y auspiciosa, una mayor conciencia de que la leche de madre es el alimento perfecto”, explicó el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, al difundir el estudio sobre 36.541 madres de niños menores de dos años. Otro dato alentador es que casi el 60 por ciento de los niños entre 12 a 15 meses son alimentados con pecho y otros alimentos.

Después de los seis meses de amamantamiento y ante posibles deficiencias de ciertos nutrientes en la alimentación y, por otro lado, debido a los beneficios que aportan las mismas algunos complejos alimentarios, los pediatras y nutricionistas recomiendan el consumo de nutrientes como el DHA (Ácido Docosahexaenoico), que es una grasa de la familia de los Omega 3 y se encuentra naturalmente en la leche materna, pero desde hace un tiempo también en las fórmulas infantiles.

Estudios internacionales comprobaron que el DHA es uno de los componentes más importantes porque resulta fundamental para el desarrollo cognitivo y visual de los niños en etapa lactante. Asimismo, estudios han comprobado que el DHA aporta hasta el 97% de los Omega 3 en el cerebro y hasta el 93% en la retina.

Asegurar la supervivencia del chico

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la lactancia materna es una de las formas más eficaces de asegurar la salud y la supervivencia de los niños, ya que aporta nutrientes y contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los lactantes de enfermedades frecuentes de la infancia como la diarrea y la neumonía. Además, beneficia a las madres: ayuda a perder peso después del parto, reduce el riesgo de diabetes tipo 2, de cáncer de mama y de ovario, y disminuye el riesgo de anemia.

Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia, del sistema de salud, en su trabajo y lugar de estudio. La directora de la OPS, Carissa Etienne, abogó por que “todos los sectores de la sociedad se comprometan a redoblar sus esfuerzos en apoyo de las madres que amamantan, para que ellas y sus bebes puedan gozar de los muchos beneficios de la lactancia materna.

“Para un recién nacido es muy importante alimentarse con leche materna, porque ésta contiene nutrientes en cantidades ideales para el bebe. Por ejemplo contiene proteínas que el bebe puede digerir fácilmente. La cantidad de proteínas que tiene la mamá en su leche es perfecta para el crecimiento del niño y para un buen desarrollo del sistema nervioso”, afirmó la doctora Marisa Breton, médica neonatóloga del hospital Privado de Niños.

“La leche materna también tiene lípidos que, caso contrario a las proteínas, sí se ven afectados por la dieta de la mamá. Estos lípidos contienen ácidos grasos de cadena larga que favorecen el desarrollo neurológico del bebe. Además la leche materna tiene un alto contenido de hierro (absorbe muy bien en el intestino del bebe), en comparación con las leches de fórmula. También tiene anticuerpos de la madre (inmunoglobulinas) que pueden evitar infecciones en el bebe”, completó Bretón.

Consejos para el amamantamiento

 

  • Cuando el bebe está bien prendido no debería sentirse dolor, y si él mismo queda satisfecho con cada toma quiere decir que está prendiendo bien. Otra manera de darse cuenta es el pezón, si éste no se lastima ni queda deformado cuando se quita al bebe, quiere decir que el amamantamiento es correcto.

 

  • En cuanto a las posturas no hay una ideal, lo mejor es ir rotando. Aunque sí es recomendable mejorar la postura, la mamá tiene que estar bien sentada y usar almohadones para estar cómoda, los lugares tranquilos son ideales para que esté relajada y pueda amamantar sin sentirse incomoda. Los almohadones para amamantar pueden ayudar a posicionar al bebe en el pecho.

 

  • Entre toma y toma, lo mejor es ir cambiando al bebe de posición, es decir, que se alterne el pecho del cual amamanta.

 

  • Cuando una mamá tiene poca leche, tiene que tomar mucho líquido, comer saludable, respetar todas las comidas, y descansar. Tiene que seguir prendiendo al bebe del pecho, porque eso es lo que sostiene el estimulo hormonal.

 

  • Si la mamá produce mucha leche, se puede conservar a temperatura ambiente durante 6 horas, en la heladera, no en la puerta, sino en el interior se puede guardar durante 48 horas, y en el freezer 6 meses.

 

  • Si la mamá tuviera el pezón invertido también puede dar la teta. Para contrarrestar el invertido hay instrumentos que ayudan a corregir el pezón, son recomendables las pezoneras y los casquillos formadores.

 

  • Un bebe puede rechazar la teta, pero también se puede trabajar para que no la rechace. A veces sucede porque tiene mucha leche o porque tiene poca, y a veces puede rechazar un solo pecho y el otro no.

 

  • Si se lo alimenta con mamadera el bebe se acostumbra al flujo de leche y a la forma de succionar, y le cuesta mucho volver al pecho. La formula le da más saciedad porque es mayor la cantidad le líquido que toma.
 
Foto: Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires

El alimento perfecto

Estos son algunos de los beneficios de la lactancia materna para el bebé:

 

  • – El calostro, lo primero que recibe el bebé al ser amamantado es considerado la “primera vacuna” porque funciona como una potente inyección de defensas contra múltiples enfermedades.

 

  • – Disminuye el riesgo de muerte súbita: provee aminoácidos que evitan las apneas (falta de ingreso de oxígeno al organismo) y genera microdespertares.

 

  • – La leche materna es la alimentación óptima para el bebé porque proviene de su misma especie.

 

  • – Evita la aparición de asma, silbidos de pecho e infecciones respiratorias.

 

  • – Protege la visión, estimula los movimientos intestinales y esto ayuda a eliminar las sustancias que provocan ictericia (tinte amarillento en la piel)

 

  • – La lactancia materna mejora el vínculo madre-hijo y el desarrollo intelectual del niño

 

  • – Además es combustible para el desarrollo del sistema nervioso central del bebé.

Y los beneficios para la madre:

 

  • – En el posparto la succión del bebé produce una hormona que genera contracciones en el útero. Éstas previenen las hemorragias y ayudan a disminuir la inflamación.

 

  • – Las madres que amamantan pierden el peso ganado durante el embarazo más rápido que las que dan mamaderas.

 

  • – Amamantar reduce el riesgo de que la madre desarrolle cáncer de mama y ovario.

 

  • – Disminuye el desarrollo de osteoporosis en la mujer adulta

 

  • – Evita el desarrollo de anemia

 

  • – La lactancia propicia una interacción única entre la madre y su bebé, una automática cercanía con contacto piel a piel que permite llevar un especial estilo de crianza.