Tag

desnutrición infantil

Cubreme y NutriRed.org

Cúbreme y Nutrired.org firmaron un acuerdo de colaboración para ayudar a combatir la desnutrición infantil. Desde septiembre de 2014, el 3 % de las ventas  realizadas en el local textil de Cúbreme serán donadas a Nutrired.org que lo destinará al trabajo de las comisiones de: calidad de agua, lactancia materna y educación en valores.
20140830_154332   20140830_15392520140830_154428unnamed (1)

Programa Prevención de la Desnutrición Infantil – Valor a tu Salud

logo CONINdescarga (7)

Programa de Prevención de la Desnutrición Infantil, alianza entre Banco Galicia y Fundación CONIN, desde el 2007. 

Banco Galicia y Fundación Conin llevan adelante el “Programa de Prevención de la Desnutrición Infantil”. Una iniciativa que busca capacitar a líderes sociales locales para que actúen como agentes multiplicadores en temas de nutrición y desarrollo saludable de niños de 0 a 5 años en todo el país.

El Programa busca organizaciones de la sociedad civil que actúen como aliados en las comunidades locales dónde se desarrollan las capacitaciones. Las organizaciones articuladoras pueden ser organizaciones que trabajen en temáticas de salud, educación, estimulación o alimentación; escuelas primarias o secundarias con casos detectados de mal nutrición; bancos de alimentos; centros comunitarios e integradores; etc. Las instituciones deben contar con la capacidad de convocar a los líderes o referentes locales tales como agentes sanitarios, docentes, enfermeros o representantes de organizaciones intermedias,  y, además, facilitar un espacio para el encuentro.

Si perteneces o conoces una Organización Social que pueda estar interesada en participar del Programa, podes enviarnos un mail con los siguientes datos:

Nombre de la institución:
Actividad principal:
Ubicación:
Mail:
Teléfono: 
Referente:

La capacitación no implica costo alguno para la organización, sino la gestión de un espacio físico y la convocatoria de los líderes sociales asistentes.

Se entregan materiales de trabajo y certificados de asistencia.

Postulá a tu Organización para capacitar Líderes Sociales.

Para contactarnos:

·        Banco Galicia, Gerencia de Responsabilidad Social Corporativa
Mail: 
rsc@bancogalicia.com.ar
Tel.: 011 6329-5021

Desnutrición Infantil: una oportunidad para actuar, capacitar y trabajar en la prevención

——————————————————————-
Responsabilidad Social Corporativa
Desarrollo Organizacional y RRHH
BANCO GALICIA
Tte. Gral. Juan D. Perón 430/34 10°
Capital Federal – Buenos Aires
rsc@bancogalicia.com.ar
galiciasustentable.com
Facebook: Banco Galicia Sustentable
Twitter: @GaliciaRSC

Bibliografía sugerida sobre desnutrición infantil

1. MALNUTRICIÓN, DESNUTRICIÓN Y SOBREALIMENTACIÓN, CRISTINA DE LA MATA

2. Análisis del impacto social y económico de la desnutrición infantil en América Latina. RESULTADOS DEL ESTUDIO EN REPÚBLICA DOMINICANA CEPAL. Santiago de Chile, Noviembre de 2006

3. LA DESNUTRICIÓN INFANTIL. Causas, consecuencias y estrategias para su prevención y tratamiento Wendy Wisbaum. UNICEF.

4. Boletín de la OMS: Pobreza y desnutrición y morbilidad infantiles: nuevos datos sobre la India Shailen Nandy, Michelle Irving, David Gordon, S.V. Subramanian, & George Davey Smith

5. Ministerio de Salud. Argentina. CAPÍTULO 2. Salud infantil y ambiente.

6. Estadísticas sanitarias Mundiales 2011. Organización Mundial de la Salud.

7. Lineamientos Estratégicos para la Erradicación de la Desnutrición Crónica Infantil en América Latina y el Caribe. Guías para Líneas de Acción UNICEF TACRO, Panamá. Enero 2008.

8. LA ESTRATEGIA DE COOPERACIÓN DE LA OPS/OMS CON ARGENTINA 2012-2016. Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS). Octubre 2012

Links

 

Fernando Monckeberg es el Premio Nacional de Medicina 2012

La máxima distinción a la que puede aspirar un médico en Chile recayó este año en este especialista reconocido por su combate contra la desnutrición infantil y por la creación de instituciones como el INTA y Conin.

El pediatra Fernando Monckeberg (en la foto), reconocido por su combate a la desnutrición infantil en Chile, fue elegido este miércoles como el Premio Nacional de Medicina 2012.

La distinción fue entregada en una ceremonia realizada en el Colegio Médico y que contó con representantes del mundo médico del país.

El reconocimiento, que se otorga cada 2 años, fue instaurado en 2002 por iniciativa de las principales instituciones y asociaciones médicas y científicas del país, para reconocer la trayectoria y los aportes de un médico en el campo asistencial, académico, de la investigación, la docencia y la actividad gremial y social. El premio consiste en un diploma, una escultura y un estímulo económico, por una vez.

Uno de los grandes méritos de este premio es que lo otorgan sus propios pares, teniendo en cuenta no sólo la excelencia profesional, sino también a las virtudes personales del galardonado.

MÉRITOS

Durante la ceremonia,  el jurado destacó que Monckeberg reúne un conjunto de valores que representan la esencia de lo que debe ser un médico en lo humano, lo científico, la rigurosidad metodológica y el espíritu de servicio.

Además, su rol de impulsor de importantes iniciativas y de creador de instituciones cuya acción ha trascendido en el país. Entre ellas, la creación del Instituto de Nutrición y Tecnologías de Alimentos (Inta) y de la Corporación para la Nutrición Infantil (Conin), ampliamente reconocida en Chile y el extranjero.

El jurado del premio en su versión 2012 fue integrado por los doctores Rodolfo Armas, presidente de la Academia Chilena de Medicina, quien asiste en su calidad de Premio Nacional 2010 y quien fue electo para presidir el Jurado; Andrés Heerlein, presidente de la Asociación de Sociedades Científicas Médicas de Chile, quien actúa como cecretario del Jurado; Enrique Paris, presidente del Colegio Médico de Chile; Cecilia Sepúlveda, presidenta de la Asociación de Facultades de Medicina de Chile; María Alicia Espinoza Abarzúa, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia; Sergio Cerda, presidente de la Sociedad de Anestesiología de Chile y Alejandro Goic, en representación de la Academia de Medicina del Instituto de Chile.

Las caras de la desnutrición

Detrás de los números y las estadísticas, están siempre las personas. No basta con hacer constar, como ocurrió hace pocas semanas en los medios de comunicación, que ocho niños de comunidades aborígenes murieron en Salta por deshidratación. No se trata de achacarle al verano la responsabilidad de muertes que se produjeron por causa de esa terrible alianza entre pobreza, faltas culturales, hambre y abandono del Estado provincial cuyo denominador común es la desnutrición infantil.

En nuestro país el drama de la desnutrición se ahonda a medida que pasa el tiempo. No fue sólo Salta la provincia afectada; apenas unos meses antes ya había habido muertes de niños en Chaco, Formosa y Misiones, pero este fenómeno está cubriendo prácticamente todo el país y se registraron muertes hasta en el conurbano bonaerense y la ciudad de Buenos Aires.

¿Es posible que esto suceda en el país que sigue siendo el granero del mundo, cuya producción podría dar de comer cómodamente a 400 millones de personas, pero no alcanza para nutrir al sector más indefenso y necesitado de una sociedad de sólo 40 millones de habitantes, como son los niños?

Sin embargo, el dolor y el desconcierto que esta dura realidad nos impone no pueden obligarnos a que nos demos por vencidos. La comunidad argentina debe unirse para reclamar en todas las formas posibles que el hecho de ser una sociedad democrática y legalmente constituida le permiten. Por ejemplo, exigiendo que se traten ahora en el Congreso los dos proyectos sobre distribución de alimentos que lamentablemente siguen cajoneados desde el año pasado. Uno de ellos, por ejemplo, busca en realidad reflotar la ley Donal, ley nacional del régimen especial para la donación de alimentos (más conocida como del buen samaritano), cuyo artículo 9 fue vetado en 2004 por el gobierno del entonces presidente Néstor Kirchner y que, desde entonces, está en un vacío legal.

Hay otras formas de ayudar, por ejemplo acudir como voluntario o a través de las donaciones a las entidades que desde el ámbito de la sociedad civil aúnan esfuerzos para paliar este mal creciente. Allí están organizaciones como el primer Centro de Desarrollo Comunitario, la Red de Bancos de Alimentos, Conin, el Programa Nutrir, Cáritas, entre muchas otras, que pueden coordinar los esfuerzos de todos aquellos argentinos que individualmente deseamos ayudar, con alimentos o con la fuerza de nuestro voluntariado, a que el hambre y la desnutrición sean en nuestro país muy pronto sólo una pesadilla de la que pudimos por fin despertar.