Category

Articulos

Derechos del prematuro

La prematurez es la principal causa de ingreso a cuidados intensivos neonatales y ejerce una marcada influencia sobre la mortalidad infantil. Conocer sus derechos ayuda a reflexionar sobre cómo es posible participar en el reclamo de su cumplimiento, desde donde a cada uno nos toca actuar como seres sociales.

La prematurez se puede prevenir en muchos casos por medio del control del embarazo al que tienen derecho todas las mujeres.

-Los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y a ser atendidos en lugares adecuados.

-El recién nacido prematuro tiene derecho a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales. Cada paso en su tratamiento debe ser dado con visión de futuro.

-Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia.

-Los bebés nacidos de parto prematuro tienen derecho a ser alimentados con leche materna.

-Todo prematuro tiene derecho a la prevención de la ceguera por retinopatía del prematuro (ROP).

-Un niño que fue recién nacido prematuro de alto riesgo debe acceder, luego del alta neonatal, a programas especiales de seguimiento.

-La familia de un recién nacido prematuro tiene pleno derecho a la información y a la participación en la toma de decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.

-El recién nacido prematuro tiene derecho a ser acompañado por su familia todo el tiempo.

-Las personas que nacen de parto prematuro tienen el mismo derecho a la integración social que las que nacen a término.

Derecho a saber… Un espacio amigable para continuar con la lactancia materna

El Ministerio de Salud de la Nación recomienda que toda mujer trabajadora pueda contar en su lugar de trabajo con un espacio amigo de la lactancia. En todo ámbito de trabajo donde se desempeñen 20 o más mujeres en edad fértil, el espacio deberá ser permanente. Si la cantidad de mujeres es menor podrá ser temporario. Ley 26,873/13 de lactancia materna. Promoción y concientización pública.

Un tiempo dedicado a continuar con la lactancia luego del regreso al trabajo

Las madres que trabajan necesitan apoyo para poder continuar con la lactancia. Por eso el Art. 179 de la Ley de Contrato de Trabajo número 20.744 garantiza, como mínimo, que toda madre trabajadora “podrá disponer de 2 descansos de media hora para amamantar a su hijo en el transcurso de la jornada de trabajo y por un periodo no superior a un año posterior a la fecha de nacimiento”. Si el niño no se encuentra cerca del trabajo de su madre, se pueden sumar esos descansos y trabajar una hora menos por día.

http://www.diariocronica.com.ar/141497-derechos-del-prematuro.html

Nota: El pan nuestro de cada día

En el país, seis de cada diez adultos tienen sobrepeso u obesidad. En la niñez y la
adolescencia, la problemática abarca al 40 por ciento. En la cuestión de la alimentación
sobran los diagnósticos. Y todos apuntan a una misma realidad: resulta alarmante el avance
de los kilos de más, en especial entre las familias más pobres. Por eso, las OSC y el Estado
apuestan a la educación nutricional y al cambio de hábitos, sobre todo en los chicos.

6-19 Nota de tapa

Revista del Tercer Sector

En la página 16 nuestro folleto sobre alimentación saludable

folleto alim saludable e higiene

“Diez pasos para una Lactancia exitosa”

descarga (3)

Unidad de Promoción y Protección de la Salud

Iniciativa Hospital de la Madre y el Niño

Diez pasos para una Lactancia exitosa

  1. Tener una política escrita que sea periódicamente comunicada al personal.
  2. Entrenar a todo el personal para implementar esa política
  3. Informar a todas las embarazadas sobre los beneficios y manejo de la Lactancia Materna.
  4. Ayudar a todas las madres a iniciar la lactancia dentro de la media hora después del parto.
  5. Enseñar a las madres cómo amamantar y cómo mantener la lactancia aún si se separan de sus bebes.
  6. No dar a los RN ningún alimento ni bebida que no sea leche materna.
  7. Practicar el alojamiento conjunto, dejar que los bebes y sus madres estén juntos las 24 hs. del día.
  8. Fomentar la Lactancia Materna a libre demanda.
  9. No dar tetinas, chupetes u otros objetos artificiales para la succión a los bebes que están siendo amamantados.
  10. Promover la creación de grupos de apoyo a la Lactancia Materna y referir las madres a éstos.

 

 

Artículos de la OMS sobre arsénico

Arsénico

Nota descriptiva N°372
Diciembre de 2012


Datos y cifras

  • El arsénico está presente de forma natural en niveles altos en las aguas subterráneas de varios países.
  • El arsénico es muy tóxico en su forma inorgánica.
  • Su mayor amenaza para la salud pública reside en la utilización de agua contaminada para beber, preparar alimentos y regar cultivos alimentarios.
  • La exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas. También se ha asociado a problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad y diabetes.
  • La intervención más importante en las comunidades afectadas consiste en prevenir que se prolongue la exposición al arsénico implantando un sistema seguro de abastecimiento de agua potable.

Fuentes de exposición

El arsénico es un elemento natural de la corteza terrestre; ampliamente distribuido en todo el medio ambiente, está presente en el aire, el agua y la tierra. En su forma inorgánica es muy tóxico.

La exposición a altos niveles de arsénico inorgánico puede deberse a diversas causas, como el consumo de agua contaminada o su uso para la preparación de comidas, para el riego de cultivos alimentarios y para procesos industriales, así como al consumo de tabaco y de alimentos contaminados.

La exposición prolongada al arsénico inorgánico, principalmente a través del consumo de agua contaminada o comida preparada con esta y cultivos alimentarios regados con agua rica en arsénico puede causar intoxicación crónica. Los efectos más característicos son la aparición de lesiones cutáneas y cáncer de piel.

Consumo de agua y alimentos

El arsénico representa una amenaza importante para la salud pública cuando se encuentra en aguas subterráneas contaminadas. El arsénico inorgánico está naturalmente presente en altos niveles en las aguas subterráneas de diversos países, entre ellos la Argentina, Bangladesh, Chile, China, la India, México y los Estados Unidos de América. Las principales fuentes de exposición son: el agua destinada a consumo humano, los cultivos regados con agua contaminada y los alimentos preparados con agua contaminada.

Los pescados, mariscos, carnes, aves de corral, productos lácteos y cereales también pueden ser fuentes alimentarias de arsénico, aunque la exposición a través de estos alimentos suele ser muy inferior a la exposición a través de aguas subterráneas contaminadas. En el marisco, el arsénico está presente principalmente en su forma orgánica menos tóxica.

Procesos industriales

El arsénico se utiliza industrialmente como agente de aleación, y también para el procesamiento de vidrio, pigmentos, textiles, papel, adhesivos metálicos, protectores de la madera y municiones. El arsénico se emplea asimismo en los procesos de curtido de pieles y, en grado más limitado, en la fabricación de plaguicidas, aditivos para piensos y productos farmacéuticos.

Tabaco

Las personas que fuman tabaco también pueden estar expuestas al arsénico inorgánico que contiene el tabaco natural, ya que las plantas de tabaco absorben esencialmente el arsénico presente de forma natural en el suelo. Por otro lado, el riesgo de exposición al arsénico era mucho mayor hace unos años, cuando había costumbre de tratarlas con insecticidas a base de arseniato de plomo.

Efectos en la salud

El arsénico existe tanto en forma orgánica como inorgánica. Los compuestos de arsénico inorgánico (como los que se encuentran en el agua) son extremadamente tóxicos, en tanto que los compuestos de arsénico orgánico (como los que se encuentran en pescados y mariscos) son menos perjudiciales para la salud.

Efectos agudos

Los síntomas inmediatos de intoxicación aguda por arsénico incluyen vómitos, dolor abdominal y diarrea. Seguidamente, aparecen otros efectos, como entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies o calambres musculares y, en casos extremos, la muerte.

Efectos a largo plazo

Los primeros síntomas de la exposición prolongada a altos niveles de arsénico inorgánico (por ejemplo, a través del consumo de agua y alimentos contaminados) se observan generalmente en la piel e incluyen cambios de pigmentación, lesiones cutáneas y durezas y callosidades en las palmas de las manos y las plantas de los pies (hiperqueratosis). Estos efectos se producen tras una exposición mínima de aproximadamente cinco años y pueden ser precursores de cáncer de piel.

Además de cáncer de piel, la exposición prolongada al arsénico también puede causar cáncer de vejiga y de pulmón. El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) ha clasificado el arsénico y los compuestos de arsénico como cancerígenos para los seres humanos; el arsénico presente en el agua de bebida también ha sido incluido en esa categoría por el CIIC.

Entre los demás efectos perjudiciales para la salud que se pueden asociar a la ingesta prolongada de arsénico destacan los que siguen: problemas relacionados con el desarrollo, neurotoxicidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. En China (Provincia de Taiwán), la exposición al arsénico se ha vinculado a la «enfermedad del pie negro», una afección grave de los vasos sanguíneos que causa gangrena. Sin embargo, esta enfermedad no se ha observado en otras partes del mundo; es posible que la malnutrición contribuya a su desarrollo.

Magnitud del problema

La contaminación por arsénico de las aguas subterráneas es un problema muy extendido; varias regiones presentan niveles importantes de consumo de agua contaminada.

En Bangladesh el arsénico ha cobrado gran protagonismo desde que se descubrió, en los años noventa, que este elemento está ampliamente presente en el agua de los pozos. Desde entonces, se han logrado notables progresos, y el número de personas expuestas al arsénico en niveles superiores a los permitidos por las normas nacionales de calidad del agua potable ha disminuido en alrededor de un 40%. Pese a estos esfuerzos, se estima que el número de personas con riesgo de exposición a concentraciones de arsénico superiores a la norma nacional de 50 μg/litro y al valor guía de la OMS de 10 ug/litro ronda en Bangladesh los 20 millones y los 45 millones de personas, respectivamente.

Los síntomas y signos asociados a elevados niveles de exposición prolongada al arsénico inorgánico difieren entre las personas, los grupos de población y las zonas geográficas. No existe pues una definición universal de las enfermedades causadas por el arsénico, lo que complica la evaluación de su carga para la salud.

De modo análogo, no existe tampoco un método para distinguir los casos de cáncer causados por arsénico de los inducidos por otros factores, por lo que se carece de una estimación fiable de la magnitud del problema a nivel mundial.

En 2010, el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios reevaluó los efectos del arsénico en la salud humana, a la luz de los nuevos datos disponibles. Una de sus conclusiones fue que en el caso de algunas regiones del mundo donde las concentraciones de arsénico inorgánico en el agua de bebida superan los 50-100 μg/litro hay cierta evidencia de efectos adversos. En otras regiones, donde las concentraciones de arsénico en el agua son elevadas aunque no tanto (10-50 μg/litro) el Comité concluyó que, si bien existe el riesgo de efectos adversos, estos presentarían niveles de incidencia bajos, que serían difíciles de detectar dentro de un estudio epidemiológico.

Prevención y control

La intervención más importante en las comunidades afectadas consiste en prevenir que se prolongue la exposición al arsénico implantando un sistema seguro de abastecimiento de agua potable destinada al consumo como agua de bebida, a la preparación de alimentos y al riego de los cultivos alimentarios. Existen diversas opciones para reducir los niveles de arsénico en el agua potable.

  • Sustituir las fuentes de abastecimiento con elevados niveles de arsénico, por ejemplo aguas subterráneas, por fuentes de abastecimiento con bajos niveles de arsénico y microbiológicamente seguras, por ejemplo agua de lluvia o aguas superficiales debidamente tratadas. Una opción es reservar el agua con bajos niveles de arsénico para beber, cocinar y regar y utilizar el agua con mayor concentración para otros fines, por ejemplo para bañarse o lavar la ropa.
  • Discriminar entre las fuentes de abastecimiento con altos niveles de arsénico y las fuentes con bajos niveles de arsénico. Por ejemplo, analizar los niveles de arsénico en el agua y pintar los pozos canalizados o las bombas de mano de diferentes colores. Esto puede ser una solución eficaz y económica para reducir rápidamente los niveles de exposición, siempre que vaya acompañada de la oportuna campaña educativa.
  • Mezclar agua con bajos niveles de arsénico con agua de concentración más elevada a fin de conseguir más cantidad de agua con un nivel de concentración aceptable.
  • Instalar sistemas de eliminación del arsénico – ya sea de manera centralizada o a nivel doméstico – y asegurar que el arsénico eliminado se someta a un tratamiento de residuos adecuado. Entre las tecnologías que permiten eliminar el arsénico destacan la oxidación, la coagulación-precipitación, la absorción, el intercambio de iones y diversas técnicas de membranas. Existe un número cada vez mayor de opciones eficaces y económicas para eliminar el arsénico en las fuentes de abastecimiento de agua a pequeña escala o de tipo doméstico.

Se precisan asimismo intervenciones a largo plazo para reducir la exposición ocupacional asociada a diversos procesos industriales.

La educación y la participación de la comunidad son factores fundamentales para asegurar que las intervenciones den buen resultado. Es necesario que los miembros de cada comunidad comprendan los riesgos asociados a la exposición a altos niveles de arsénico y las fuentes conexas, como la ingesta de arsénico a través de cultivos alimentarios (por ejemplo, el arroz) regados con agua contaminada o a través de alimentos cocinados con agua contaminada.

También es primordial someter a las poblaciones de alto riesgo a un seguimiento continuo para detectar los signos tempranos de la intoxicación por arsénico, que suelen presentarse en forma de problemas dermatológicos.

Respuesta de la OMS

El arsénico es una de las 10 sustancias químicas que la OMS considera más preocupantes para la salud pública. Los esfuerzos de la Organización por reducir la exposición al arsénico incluyen el establecimiento de valores guía, el examen de los datos científicos disponibles y la formulación de recomendaciones para la gestión de los riesgos. La OMS ha definido un valor guía para el arsénico en sus Guías para la calidad del agua potable cuya finalidad es servir en el mundo entero de base para las tareas de reglamentación y normalización en esta esfera. En estos momentos, el límite recomendado para la concentración de arsénico en el agua potable es de 10 μg/l, aunque este valor de referencia se considera provisional dadas las dificultades de medición y las dificultades prácticas relacionadas con la eliminación del arsénico del agua de bebida. Cuando hay problemas para respetar el valor guía, los Estados Miembros pueden establecer límites más elevados teniendo en cuenta las circunstancias locales, los recursos disponibles y los riesgos asociados a fuentes con bajos niveles de arsénico contaminadas microbiológicamente.


1 Flanagan, SV, Johnston RB and Zheng Y (2012). Arsenic in tube well water in Bangladesh: health and economic impacts and implications for arsenic mitigation.Bull World Health Organ 90:839-846.

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs372/es/

Water Sanitation Health

United Nations Synthesis Report on Arsenic in Drinking Water

Developed on behalf of the United Nations Administrative Committee on Cooperation Sub-Committee on Water Resources, with active participation of UNICEF, UNIDO, IAEA and the World Bank.

An expert synthesis report on arsenic in drinking-water has been prepared as UN system-wide initiative and has been released in draft form for comment.

Arsenic is a natural part of the earth’s crust in some parts of the globe and may be found in water, which has flowed through arsenic-rich rocks. Drinking arsenic-rich water over a long period is unsafe and in some countries around the world the health effects are well known. However, delayed effects from arsenic poisoning, the lack of common definitions and poor reporting and local awareness in affected areas are major problems in determining the extent of the arsenic-in-drinking-water problem and developing adequate solutions.

In response to the crisis caused by arsenic in drinking water in Bangladesh and West Bengal, WHO has lead a UN system-wide* initiative to produce a synthesis report on arsenic in drinking water. The synthesis report has been developed on best available evidence and scientific resources through series of meetings and with participation of leading experts.

This synthesis report is expected to be a valuable contribution to the current “state-of-the-art” concerning water quality monitoring (laboratory and field testing techniques), health effects, diagnosis and the treatment of patients as well as appropriate water treatment technologies. It is expected that planners, government officials and other stakeholders at the national and regional levels to promote necessary action will also use the report as a primer on arsenic. At the same time, the report will identify current knowledge gaps and research needs. The report consists of eight chapters listed below. This report, in draft form, is being made available for review and comment until the end of 2001. Comments regarding this draft are welcome and should be addressed to the secretariat at the address given below. In this regard, the document may not be quoted, reproduced or translated, in part or in whole, without the prior written permission of the secretariat. The views expressed in documents by named authors are solely the responsibility of those authors. Finalization and publication of the report will be undertaken immediately following final review.

The preparation of this synthesis report (draft) was made possible by the financial support afforded by World Health Organization supported by the extrabudgetary contribution of the Government of Japan, United Nations Children’s Fund, which are gratefully acknowledged. Appreciation is also extended to the lead agencies, writers, and key contributors, whose names appear on the top page of each chapter, acknowledgement, etc.

This report is available in pdf format as per links below.

Links con estudios sobre arsénico en aguas

Links con estudios sobre arsénico en aguas

Bocanegra2_Alvarez_pdAs_Estudio_Bocanegra Arsénico en aguas subterráneas: Su impacto en la salud. Olga C. Bocanegra, Emilia M. Bocanegra y Amilcar A. Alvarez. Groundwater and Human Development: Bocanegra – E,  Martínez, D , Mazone, H.

arsenicun6 Tecnologías de agua segura. Richard Johnston, Han Heijnen y Peter Wurzel (en inglés)

Los espacios amigos de la lactancia (Página 12)

na23fo01

Domingo 12 de abril de 2015 – Página 12

SOCIEDAD › YA HAY LUGARES EN EMPRESAS E INSTITUCIONES PARA QUE LAS EMPLEADAS PUEDAN SACARSE LECHE Y GUARDARLA PARA SU BEBE

Los espacios amigos de la lactancia

Son ámbitos donde las trabajadoras que amamantan tienen privacidad y una heladera para sacarse con tranquilidad la leche que producen durante sus horas de trabajo y guardarla para su bebé. Es una medida que impulsa la Ley de Promoción de la Lactancia Materna.

 Por Pedro Lipcovich

Comenzaron a implementarse los “espacios amigos de la lactancia” en empresas e instituciones: son lugares donde las trabajadoras que amamantan disponen de privacidad, tranquilidad y una heladerita para sacarse la leche que producen durante sus horas de trabajo y guardarla para su bebé. Los promueve el Ministerio de Salud de la Nación, de acuerdo con recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud, y sugiere su inclusión en las tratativas paritarias. Es la medida más novedosa de las que se impulsan a partir de la reglamentación de la Ley de Promoción de la Lactancia Materna. Otro instrumento a desarrollar es el de los bancos de leche materna, que funcionan en maternidades y recolectan leche de mujeres donantes destinada a bebés prematuros: hay cinco en la Argentina, que proveen a las ciudades de Buenos Aires, La Plata, Córdoba, Mendoza y Chaco; falta el resto del país. Por otra parte, hay inquietud en la Sociedad de Pediatría ante la persistencia de la publicidad de leches “maternizadas”, que “no deben anunciarse y deberían venderse sólo bajo receta médica”.

La Ley 26.873, de Promoción y Concientización Pública sobre la Lactancia Materna, promueve la creación de centros de lactancia materna, “cuya función será recolectar, conservar y administrar leche de la madre al propio hijo”. Su reglamentación, efectuada por el Ministerio de Salud, impulsa los Espacios Amigos de la Lactancia Materna. Cada uno de ellos debe ser “un local o área con privacidad, dotado de las comodidades necesarias para que las mamás puedan extraerse leche y conservarla a la temperatura adecuada hasta su horario de salida, de forma que la persona que cuida a su bebé pueda administrársela al día siguiente durante su ausencia”.

Nicolás Kreplak, subsecretario de Medicina Comunitaria, Maternidad e Infancia del Ministerio, observó que “muchas mujeres se extraen leche durante su horario de trabajo pero suelen hacerlo en el baño, que no es el lugar más adecuado en términos higiénicos. Proponemos espacios que ofrezcan condiciones de intimidad y tranquilidad, lo cual previene que la actividad del sistema nervioso simpático corte la producción de leche. Debería haber una heladera, mejor si está destinada sólo a la leche materna”.

“Las empresas que establezcan estos Espacios Amigos –argumentó Kreplak–, con una inversión muy reducida conseguirán disminuir el ausentismo de las mamás, generarán en ellas un importante bienestar y obtendrán mayor colaboración y lealtad.”

Antonio Morilla, titular de la Subcomisión de Lactancia Materna de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), señaló que el empleador debería estar dispuesto a ofrecer estas facilidades “en todo lugar donde trabajen mujeres en edad fértil”, y fue más allá: “Ya en la década de 1950 se había legislado que, en todo lugar donde trabajen más de 30 mujeres, debe haber guarderías infantiles para que la madre pueda dejar a su hijo y amamantarlo las veces que quiera”. El especialista precisó que “la leche humana se puede mantener hasta ocho horas a una temperatura ambiente de hasta 27 grados; dura hasta tres días en heladera y hasta seis meses en freezer”.

Ya algunas empresas comenzaron a implementar los Espacios Amigos. El año pasado, el Ministerio de Salud entregó plaquetas de reconocimiento a varias, entre ellas Banco Galicia, Danone, Elea, Molinos, Nucleoeléctrica Argentina y Philips.

Mamás que bancan

En cuanto a los bancos de leche materna, en la Argentina hay cinco: en la porteña maternidad Sardá, en el Policlínico General San Martín de La Plata, en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba, en el Hospital Lagomaggiore de Mendoza y en el Hospital Perrando de Resistencia, Chaco. “Son espacios donde, bajo condiciones de seguridad, se recibe la leche de las donantes para destinarla a bebés de alto riesgo internados en neonatología”, explicó Kreplak. Las donantes son “mujeres que están amamantando, que tienen tiempo y disposición a donar y que producen leche en cantidad superior a las necesidades de su bebé; es cierto que, a más estimulación, más producción de leche”.

Morilla señaló que “en el Policlínico San Martín se verificó una disminución drástica de los casos de enterocolitis necrotizante, que es grave en los prematuros, gracias al banco de leche materna” y comentó que “todavía hay que recorrer un largo camino para garantizar esta promoción en todo el país”.

Kreplak admitió que “por ahora los bancos están concentrados en algunas áreas del país, y la idea es contar con este abastecimiento en los principales centros urbanos, siempre en relación con las maternidades de alta complejidad”.

Para terneros

Sigue pendiente el cese de la publicidad y promoción de las leches llamadas maternizadas: “Son, todas, leches de vaca para terneros, no para niños humanos –advirtió Morilla–: están adaptadas, preparadas, pero nunca igualan a la leche materna y son causa de mortalidad infantil porque presentan mayor riesgo de diarrea, desnutrición y sobrecarga renal”. El representante de la SAP deploró “la violenta promoción de estos productos que lleva a cabo la industria; apelan a mensajes engañosos como decir que su fórmula tiene omega 3, como si la leche humana no la tuviera; hacen que la madre llegue a dudar de su propia leche. Anuncian por TV, entregan muestras en las playas, con lo cual violan el Código Internacional de Sucedáneos de la Leche Materna: estos productos no deben publicitarse al público y deberían venderse por indicación médica y bajo receta médica”.

Kreplak señaló que “las autoridades regulatorias correspondientes son la Afsca y la Anmat”, destacó que “la lactancia materna debería ser exclusiva durante los primeros seis meses y continuar durante los primeros dos años de vida” y advirtió que “no existen ‘leches maternizadas’; esas son leches de fórmula”.

Alimentos contaminados: más del 40% de las víctimas son menores de cinco años

Martes 07 de abril de 2015 | Publicado en edición impresa LA NACIÓN

Alimentos contaminados: más del 40% de las víctimas son menores de cinco años

Lo advirtió la Organización Mundial de la Salud, que convocó a gobiernos, productores y consumidores a asegurar la inocuidad de la comida; las infecciones alimentarias causan más de 200 enfermedades

Por Fabiola Czubaj  | LA NACION

¿Cuán seguro es lo que comemos? Esto es lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone pensar hoy sobre una cadena de producción, transporte y consumo acechada por microbios y sustancias químicas causantes de más de 200 enfermedades transmitidas a través del agua y los alimentos contaminados. Más del 40% de las víctimas son menores de 5 años.

“Un problema local de seguridad alimentaria se puede transformar rápido en una emergencia internacional. La investigación de un brote causado por el consumo de alimentos contaminados es mucho más complicada cuando un plato o una comida envasada contienen ingredientes de distintos países”, aseguró Margaret Chan, directora general de la OMS, durante los preparativos de este Día Mundial de la Salud.

Con el eslogan “De la granja al plato, alimentos seguros”, se busca llamar la atención a los gobiernos, los productores, los distribuidores y hasta los consumidores de la importancia de asegurar la inocuidad de la comida que llega a cada mesa. “A menudo se necesita una crisis (o un brote) para despertar la conciencia colectiva de la seguridad de los alimentos y tomar medidas para dar una respuesta seria”, indicó Kazuaki Miyagishima, director del Departamento de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la OMS.

“El impacto de esa crisis en la salud pública y las economías puede ser enorme -agregó-. De modo que hay que implementar políticas duraderas para garantizar la aplicación de las normas, los controles y el funcionamiento de las redes adecuados para prevenir los riesgos para la salud.”

Las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) son, para la Organización Panamericana de la Salud (OPS), “uno de los grandes desafíos” de las Américas. “Es muy alta la subnotificación de las ETA. No tenemos un panorama exacto de lo que ocurre”, señaló a LA NACIÓN el representante de la OPS en Panamá, Enrique Pérez Rodríguez.

Por vía telefónica, dio algunos ejemplos -los pocos disponibles en la región- de los costos de las enfermedades que transmiten parásitos, virus o bacterias, como la Escherichia coli, que causa el síndrome urémico hemolítico (SUH), una infección subinformada en nuestro país, como dio cuenta LA NACIÓN el año pasado, o la Salmonella, entre otras.

“En los Estados Unidos saben que una de cada seis personas sufre de una ETA y que eso se traduce, anualmente, en 48 millones de casos, 120.000 hospitalizaciones y 3000 muertes que le cuestan al sistema de salud unos 78 millones de dólares por año. Este tipo de estudios no los hacemos en las Américas”, sostuvo Pérez Rodríguez, del Área de Vigilancia Sanitaria, Prevención y Control de las Enfermedades y de la Salud de la OPS.

Jamaica también cuenta con cifras del gasto en salud por las ETA: entre 700.000 y 1,4 millones de dólares anuales en gastroenteritis agudas. Y Alemania aún recuerda el brote de SUH y diarrea con sangre por E. coli en 2011 que le costó 1300 millones de dólares en pérdidas que afectaron a los productores y la industria alimentaria y 236 millones en atención sanitaria.

Y en América del Sur, citó un estudio sobre la carga de enfermedad en la región metropolitana de Chile. “La Argentina no hizo estudios de este tipo y sería bueno trabajar en eso en el futuro”, sostuvo Pérez Rodríguez, que recuerda cada cifra disponible en los países de la región asociada con las ETA. Citó una campaña del Instituto Nacional de Alimentos sobre educación y prevención de estas enfermedades que incluye las cinco claves que recomienda la OPS/OMS para asegurar la inocuidad de los alimentos (www.anmat.gov.ar/Cuida_Tus_Alimentos/index.htm). Consideró, también, que la Agencia Santafecina de Seguridad Alimentaria “es buen ejemplo de cómo una provincia argentina está trabajando” de acuerdo con los pilares recomendados: leyes y regulaciones; sistemas de control con herramientas validadas; sistemas de inspección basados en el riesgo, y vigilancia epidemiológica de brotes y de alertas de productos contaminados en el mercado.

“La OMS decidió dedicar el Día Mundial de la Salud a la inocuidad de los alimentos porque no existe suficiente conciencia en los países miembros de la magnitud y la importancia del problema. Al ponerlo en la agenda pública internacional, eleva esa trascendencia para la salud pública y el comercio de los alimentos -agregó-. Pero, también, para que la población se dé cuenta de que la responsabilidad es compartida: el Estado con un buen sistema de inocuidad y el consumidor como agente activo para no adquirir una ETA. Que se pregunte cuán seguro es lo que comemos.”

MODELO DE RED

Una experiencia que terminó siendo el modelo que acaba de adoptar el Conicet para crear la Red de Seguridad Alimentaria Argentina es la que impulsa desde 2010 un grupo de investigadores y docentes del Instituto de Genética Veterinaria Ing. Fernando Noel Dulout CCT La Plata-Conicet y la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNLP: el Programa Carnicerías Saludables, que se lanzó junto con la Municipalidad de Berisso y hoy funciona también en Luján y Tandil.

El programa incluye evaluaciones periódicas de las carnicerías para detectar la contaminación de la carne, los cuchillos, las manos de los empleados, la picadora y la mesada con las principales bacterias en la carne bovina: E. coli, Salmonella, Staphylococcus aureus y Listeria monocytogenes. En Berisso, donde el programa está más avanzado, mejoraron la manipulación y la limpieza en el 30% de las 86 carnicerías de esa localidad, y un 44% mantuvo su estado sanitario. Diez carnicerías recibieron la certificación municipal de “carnicería saludable”.

Además, la ONG Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (LuSUH) trabajó con los 4506 chicos de los 26 jardines de infantes de Berisso para formarlos en la prevención de las ETA.

“El objetivo (del programa) es generar un cambio cualitativo de las condiciones higiénico-sanitarias de las carnicerías y del producto comercializado en los municipios o las provincias que lo implementen”, explicó Gerardo Leotta, investigador adjunto del Conicet y profesor adjunto de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNLP. “El desafío es muy grande, aunque, como se demostró en Berisso, no es imposible”, dijo.

Informarse es clave. Por eso, la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la Escuela de Nutrición de la UBA invita a participar activamente del Día Mundial de la Salud. Hoy, de 9.30 a 19, en el aula magna de la Facultad de Medicina (Paraguay 2155, CABA), habrá charlas y talleres con entrada gratuita. Los productores agreocológicos del país compartirán sus productos y quien complete la vuelta a la manzana de la facultad, se llevará una manzana orgánica como premio.

“Sería desastroso si los alimentos se volvieran inseguros para su consumo. Necesitamos trabajar mucho para evitarlo y podemos empezar alineando las políticas que rigen la agricultura, el comercio, la salud, la educación y la protección social para que toda la población acceda a una alimentación segura y saludable”, publicó Chan en noviembre pasado en la revista The Lancet cuando anticipó el tema elegido para este año.

NUEVA CLASIFICACIÓN DE LA OMS

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la OMS modificó la clasificación del glifosato y dos insecticidas, el malatión y el diazinón. Desde el mes pasado, estas sustancias organofosforadas para controlar las plagas en las cosechas son “probablemente” cancerígenas para el ser humano. El glifosato cuenta con “evidencia suficiente de carcinogenicidad” en estudios animales y “evidencia limitada” en seres humanos para el linfoma no Hodgkin. Lo mismo se aplica al malatión y el dizianón, pero también, respectivamente, para el cáncer de próstata y de pulmón. Los insecticidas tetraclorvinfos y paratión, en cambio, ahora son “posiblemente carcinogénicos” para el ser humano porque hay evidencia “convincente” de estudios animales de que causan cáncer, aunque la información es “insuficiente” para las personas.

CONSEJOS PARA TENER EN CUENTA

Inocuidad de los alimentos

Las enfermedades transmitidas por los alimentos suponen una importante carga para la salud. Millones de personas enferman y muchas mueren por consumir alimentos insalubres.

La inocuidad de los alimentos engloba acciones encaminadas a garantizar la máxima seguridad posible de los alimentos. Las políticas y actividades que persiguen dicho fin deberán de abarcar toda la cadena alimenticia, desde la producción al consumo. (Fuente OMS http://www.who.int/topics/food_safety/es/)

descarga (13)

Manual sobre las cinco claves para la inocuidad de los alimentos http://www.who.int/foodsafety/publications/consumer/manual_keys_es.pdf?ua=1